Mamaratón de Madrid 2013, Parte I: el antes

Queridos amigos de mi mundo, que sois unos pocos…

cartel mamaraton
Cartel hecho por Carlos y Miguel para animar a su madre el 28-A.
Inventores del término “mamaratón”

Todavía no puedo bajar de la nube en la que llevo cómodamente instalada desde el domingo, desde el momento en que crucé la línea de meta del Retiro completando así mi primer maratón, 3 años y 3 meses después de empezar a correr, de tomar aquella decisión que aunque suene muy rimbombante, pues ha cambiado mi vida. Pero como toda historia tiene un principio, y son muchas las cosas que quiero contar para que nada se me olvide, empecemos por los comienzos…

La última semana empezaba de manera un poco extraña, y es que estaba “bastante” de los nervios. Mi familia se echaba las manos a la cabeza y sufrían en silencio ( “¿ Por favor, vamos a tener que aguantarte así toda la semana?” ) y bueno, hubo que poner remedio. Primero, racionalizando y visualizando, de nada me ayudaba estar así a una semana de la gran cita, con el trabajo y los deberes bien hechos. Segundo, y como gran amiga de las hierbas que soy, dándole a la valeriana y a la tila, me he hidratado a conciencia, y de verdad, me han ayudado a llevar mejor los días previos. Entrenar con los otros maratonianos en el JC I me vino muy bien, relax, y fui entrando en una especie de estado zen hasta el sábado, estado zen que por suerte, mantuve.

Sábado, 27 de abril. Tranquilidad y buenos alimentos. Me puse el look pre-maratón y me pasé el sábado en chándal, en casa, en el barrio, paseo y compritas matinales con los niños, arroz integral para comer con salmón y tacos de atún a la plancha, y por la tarde, una siesta de hora y media de las que te levantas pensando: “¿ Dónde estoy?”. Tarde de cine en casa, vimos Flash Gordon, la legendaria peli producida por Dino de Laurentiis, y mientras Flash volaba con Dale Arden al planeta Mongo, yo preparaba mis cosas del día siguiente, para no olvidar nada a última hora e ir metiéndome poco a poco en la carrera.

CAM00475

Y lo mejor, a las diez de la noche estaba prácticamente acostada, y puedo decir que creo no haber dormido nunca tan bien antes de una carrera. Yo soy de las que lo paso mal, no cojo el sueño, empiezo a dar vueltas…pues nada de eso. La noche antes de mi primer maratón dormí como un bebé. Las cosas marchaban bien. Estaba claro, los hados estaban de mi parte, todo rodaba a la perfección. El domingo sería un gran día.

Y lo fué.

IMG_20130428_WA0016
Escoltada por Raquel y Sabine, Tania fotografiando, y yo…todavía sonriendo.
Casa de Campo

Próximo capítulo: el durante.

Anuncios

8 comentarios sobre “Mamaratón de Madrid 2013, Parte I: el antes

Agrega el tuyo

    1. Lo que me hubiera gustado hubiera sido gritar también “Simóoooooon” para completar las presentaciones! La verdad es que me viste bastante entera, y también me gustó mucho saludarte!!

  1. Nos dejas con la intriga de … y al día después….
    Y a mi también me encanta ese poster guapos todos !!!!
    Esperaremos

  2. Mariate, quiero la segunda parte ya…..
    Y aprovecho, ya que aun no nos hemos visto, para felicitarte, un gran maraton!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: