Zátopek: un estilo imposible, un corredor inigualable.

Entre las lecturas veraniegas de este año he leído un libro muy recomendable, tanto si corres como si no: “Correr”, del escritor francés Jean Echenoz .

Cuenta la vida del fondista checo Emil Zátopek, que en pocos años y sobre todo tras dos juegos olímpicos( Londres 1948 y Helsinki 1952 ) se convirtió en invencible, a pesar de que le horrorizaba el deporte en su infancia y de que poseía un estilo que también horrorizaba a entrenadores e incluso público, pero que le funcionó. Vaya si le funcionó.

Se convirtió en héroe nacional, estandarte del régimen comunista ( en el que luego, tras la primavera de Praga, cayó en desgracia ) y pulverizó record tras record, logrando incluso la medalla de oro el día que hacía su debut en maratón en Helsinki. Nadie veía posible desbancarle del oro. Era una mezcla perfecta de seguridad en sí mismo, constancia, entrega y superación. Además era un tipo que se ganó el afecto de sus contrincantes, disfrutaba de una cerveza ( su bebida favorita ) y siempre tuvo en su esposa Dana, lanzadora de jabalina, su principal motor e inspiración.

“Un estilo, en efecto, imposible. Larry Snider no es el primero en observarlo. En preguntarse cómo se las compone Émil. Hay corredores que parecen volar, otros bailar, otros desfilar, otros parecen avanzar como sentados sobre las piernas. Algunos dan tan sólo la impresión de ir lo más rápido posible a donde acaban de llamarlos. Emil, nada de todo eso. Emil parece que se encoja y desencoja como si cavara, como en trance. Lejos de los cánones académicos y de cualquier prurito de elegancia, Emil avanza de manera pesada, discontinua, torturada, a intermitencias…”     

(  “Correr”, cap. 8, página 49 )

He encontrado esta entrada ( Emil Zatopek la locomotora humana ) en un blog hermano – y tan hermano, somos casi iguales – en el que hay un buen resumen de la vida de Zátopek así como videos muy interesantes para el quiera saber más de la vida del inventor del Fartlek, eso que nos gusta tanto a todos y que cuando toca en las sesiones de entrenamiento causa alegría y alborozo.

Y vuelvo a recomendaros la lectura de “Correr” por su sencillez, por la manera cinematográfica en que está narrada la vida del corredor, sin artificios, casi aséptica. También es un buen regalo para “ese amigo que corre” . Si también lee, acierto seguro.

Estoy en plena cuesta de septiembre, abrumada por los malos augurios pero no pienso contagiarme del mal rollo de los medios de des-información, de lo que quieren y les conviene que pensemos y hagamos, sus crisis y sus recortes que nos ahogan. Huir siempre hacia adelante, correr. La vida muy a pesar suyo puede y debe seguir siendo maravillosa. Cayó de mi programa personal la Panes-Potes (snif!) pero por obra y gracia de un hermano Karamazov voy a correr el Cross del Yelmo el 23 de septiembre. Muy pronto para darle a la montaña después del relajado veranito, pero lo mejor para ponerse las pilas es afrontar nuevos retos. Cada día. No desfallecer. No poner excusas. Y a disfrutar, que es de lo único que se trata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: